Sábado, 24 Febrero 2024
Martes, 10 Octubre 2023 01:55

Cuestionan al candidato de Milei que maneja el negocio de la estiba en Rosario porque no permite la competencia entre empresas

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

La estiba es la actividad que se ocupa de la carga de los buques mercantes que, en el complejo portuario del Gran Rosario, uno de los más importantes del mundo, se convierte en un negocio millonario que se lo disputan empresas que pisan fuerte en el sector y juegan en tándem con el sindicato.

El último gran conflicto que tomó trascendencia nacional se originó durante el gobierno de Macri cuando corrieron al histórico Herme Juárez de la Cooperativa Portuaria de Puerto General San Martín que durante años monopolizó el negocio. Tras su desplazamiento y de muchos vaivenes, se normalizó y desde entonces, el abogado Nicolás Mayoraz es el que maneja los hilos desde las sombras. Hoy, Mayoraz es el segundo candidato a diputado nacional de Javier Milei.

Desde entonces, en el sector agroexportador ven con preocupación un nuevo proceso de cartelización y responsabilizan a Mayoraz de haber acordado con solo dos empresas para que se ocupen de la estiba.


En ese sentido, se habilitó a Servicios Portuarios, ligada a Juan Manuel Ondarcuhu, y la empresa de ingeniería y montaje industrial Peitel, de Franco Orazi, que no tiene antecedentes en la actividad portuaria, confió una fuente del sector a LPO mientras que un montón de otras firmas quedaron afuera de la competencia.

Mayoraz habilitó a Servicios Portuarios, ligada a Juan Manuel Ondarcuhu, y la empresa de ingeniería y montaje industrial Peitel, de Franco Orazi, que no tiene antecedentes en la actividad portuaria

Según fuentes portuarias que hablaron con LPO, dijeron que Mayoraz se había comprometido con las empresas de estiba y las agroexportadoras a abrir el juego a al menos cinco operadores y terminar con décadas de monopolios. De hecho, la última disputa se libró hace pocos meses y terminó con el desplazamiento de Milisenda y SAP, otros dos pesos pesados del sector y a partir de allí se prometió ampliar la participación.

Sin embargo, en las últimas horas en el polo agroexportador se enteraron que el negocio seguirá en manos de pocos. Mientras que la Cooperativa controlará el 50% de la estiba, la otra mitad se la repartirán entre Servicios Portuarios y Peitel aunque sospechan que terminará copando la totalidad la empresa de Ondarcuhu porque la metalúrgica no cuenta con equipos ni experiencias.

El tema llevó preocupación a la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (CAPyM) y a las agroexportadoras que se habían entusiasmado con la posibilidad de que se abriese a la competencia, pero duró poco.

A su vez, advierten sobre la posibilidad que se abra un nuevo frente sindical con la incorporación de Peitel al negocio ya que la metalúrgica tiene afiliados al gremio de Camioneros y creen que a mediano plazo se enfrenten con el Sindicato Unidos Portuarios Argentinos que engloba a la actividad en una disputa por la adhesión de los trabajadores.

Fuente: LPO

Visto 247 veces
©2024 DiarioJujuy.com.ar desarrollado por IWebJujuy